Mar. Jun 21st, 2022


La medida, que presenta serios obstáculos a la inversión en la isla, es popular entre muchos exiliados cubanos en Florida, un estado políticamente crucial para la política interna estadounidense.

Biden, exvicepresidente de Obama (2009-2017), sorprendió a muchos observadores al mantener en gran medida las políticas del republicano Trump en lugar de volver a los esfuerzos del expresidente demócrata.

John Godfrey, coordinador de contraterrorismo del Departamento de Estado, se limitó a decir que la designación continúa «bajo revisión» al presentar este jueves el informe anual sobre terrorismo.

«Está en curso y el presidente Biden ha dicho que sigue comprometido con las políticas que promoverán las aspiraciones democráticas del pueblo cubano», afirmó.

El reporte anual solamente incluyó a las otras naciones designadas como patrocinadores estatales del terrorismo (Irán, Corea del Norte y Siria) en una sección sobre eventos en 2020 relevantes para la designación.

Demócratas abogan por el régimen

En una carta a Biden el jueves, 114 legisladores demócratas señalaron que Cuba ya había sido eliminada de la lista en 2015 después de «una revisión exhaustiva» y que la administración Trump no aportó datos nuevos para justificar su decisión.

«Por lo tanto, le pedimos que recomiende que el Departamento de Estado realice una nueva revisión y elimine a Cuba de la lista», indicaron, subrayando que «la designación pone otra barrera en el camino hacia la mejora de las relaciones y crea más obstáculos para la compra o recepción de bienes humanitarios», según la carta enviada por los legisladores procastrismo.

Aislamiento unilateral

Entre los autores de la misiva están Gregory Meeks, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, y Jim McGovern, una reconocida voz progresista en el Congreso.

Los legisladores reconocieron las preocupaciones sobre la represión de opositores, pero aseguraron que el «aislamiento unilateral» no beneficia «la protección de los derechos humanos en Cuba, incluido el derecho a la protesta».

La administración Trump incluyó a Cuba entre los patrocinadores del terrorismo citando en parte la presencia en la isla de negociadores de la guerrilla del ELN de Colombia, que viajaron para las conversaciones y se negaron a regresar para ser procesados.

Varios fugitivos estadounidenses también viven en Cuba, incluida Assata Shakur, una militante del Black Power que escapó de la prisión donde cumplía condena por matar a un policía.

Cuba da refugio a excabecillas de las FARC.

Aparte de Cuba, el Departamento de Estado sigue preocupado por el poder del grupo Estado Islámico (EI) el cual, a pesar de su derrota territorial en Siria e Irak, mató a casi 5.000 personas en África occidental, según el reporte.

El informe también analiza el terrorismo de los supremacistas blancos de extrema derecha, que, de acuerdo con el Consejo de Seguridad de la ONU, ha aumentado un 320% en los cinco años anteriores a 2020.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.