Jue. Jun 23rd, 2022


En un comunicado, la FDA informó que estaba colaborando con los Institutos Nacionales de Salud (NIH) para estudiar el desempeño de las pruebas caseras, también conocidas como de «antígeno», respecto a muestras de pacientes con versiones activas de la variante ómicron.

«Los primeros datos sugieren que las pruebas de antígenos detectan la variante ómicron, pero pueden tener una sensibilidad reducida», matizó la agencia.

La sensibilidad es una medida que estima la probabilidad de que una prueba detecte un resultado positivo.

Las pruebas anteriores se habían centrado en muestras de virus inactivadas por calor, en lugar de virus vivos, que resulta mejor, y hasta ahora no se había detectado una caída en el rendimiento, agrega el comunicado.

La FDA dijo que continuaría autorizando el uso de pruebas de antígenos, que funcionan detectando proteínas de superficie del coronavirus, y que las personas deben continuar usándolas de acuerdo con las instrucciones.

Por ejemplo, algunas pruebas rápidas indican a los usuarios que se deben realizar dos pruebas, con un cierto intervalo de tiempo, para confirmar un resultado negativo.

Si una persona da negativo en una prueba rápida, pero se cree probable que tenga COVID, ya sea por los síntomas o por sus exposiciones, se recomienda que se realice una prueba molecular «estándar de oro», como la PCR.

Ese tipo de pruebas detectan el material genético del virus. Son más precisas porque pueden producir millones de copias del ARN del virus, por lo que incluso pequeñas cantidades son detectables.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.