Jue. Jun 23rd, 2022


Sin embargo, la petición de activistas y familiares de los presos políticos que están siendo juzgados y condenados, no va dirigida en exclusivamente a la agencia española, sino que también espera ser atendida por medios de habla inglesa y todos los que poseen una acreditación para reportar desde la isla.

La iniciativa la tomaron, desde Santa Clara, familiares de presos del 11-J y Saily González, activista por los derechos humanos y empoderamiento de la sociedad civil; mientras que, desde otras ciudades de Cuba y el mundo, se han sumado personas y grupos como Justicia 11J.

Las investigadoras Salomé García y Camila Rodríguez (coordinadoras de esa plataforma) han sido de las primeras en compartir en redes sociales carteles alusivos a la necesaria cobertura de los medios acreditados en Cuba, un país donde la prensa estatal propagandística no se interesa por este tipo de coberturas, y los medios independientes están vetados por el gobierno y los propios órganos de justicia, que los criminalizan.

Son en ese contexto las agencias extranjeras las que tendrían la posibilidad de asistir a los juicios y contar al mundo lo que allí pasa.

Juicios en varios puntos del país

Solo en La Habana, a partir de este lunes 10 de enero comenzaron a ser juzgados acusados del delito de sedición, 20 manifestantes de La Güinera (barriada humilde y periférica de la Habana), entre ellos los adolescentes Yoilan Limonta Mojena, Yosnel Daniel Castro Fernández, Juan Yanier Antomarchi Nuñez y Eloy Bárbaro Cardoso Pedroso, todos de 18 años y sujetos a peticiones de 15 años de privación de libertad. La fiscal a cargo es Susdinay Acosta Traba.

Un proceso simultáneo se está desarrollando en Santa Clara, Villa Clara (en la región central de Cuba) donde la Fiscal Dayli Carrazana Rodríguez pide a Marcos Antonio Pintueles Marrero y a Luis Martínez García, ambos de 18 años, la misma cantidad de años de cárcel. A otros manifestantes, la Fiscalía les pide hasta 30 años de cárcel. Es el caso de Miguel Cabrera Rojas, Yosvany Rosell García Caso y José Ramón Solano Randiche.

Cárceles inseguras

Varios acusados, de acuerdo con un reporte de Justicia 11J, han denunciado tratos crueles y hechos violentos. Idelsys Pupo, madre del manifestante William Manuel Leyva Pupo, denuncia que ayer su hijo, de solo 20 años, fue víctima de violencia al interior del centro de reclusión donde se encuentra: “el 2do jefe de la prisión junto a otros guardias le dieron a mi hijo, le apretaron el cuello, y lo tiraron contra los cables de corriente”.

Uno de los manifestantes de La Güinera, Dariel Cruz García, también de 20 años, fue apuñalado dos veces el día 6 de enero en la cárcel Jóvenes de Occidente. Así lo han confirmado algunos familiares de sus compañeros en prisión.

“Yo fui a la visita (en la prisión) el otro día y mi hijo me lo dijo: le dieron una puñalada al Bolo (alias de Dariel); yo mañana voy a ver a la mamá para preguntar cómo está”, contó un vecino.

Justicia 11J enfatiza que “Cuba no es segura, nuestras cárceles no son seguras”. Y es para estas a donde pretenden enviar a cientos de jóvenes que no mataron ni violaron. Solo protestaron en un país donde las autoridades solo admiten silencio y conformidad.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.