Jue. Jun 23rd, 2022


Si el empuje inflacionario continúa más allá de la mitad del 2022, «reaccionaremos en consecuencia», aseguró Powell, quien añadió que la estabilidad de precios está «arriba en la lista de prioridades» del organismo.

El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell reconoció el martes durante una audiencia ante el Congreso que la inflación está afectando a consumidores y empresas.

“Sabemos que la inflación es algo que afecta a la ciudadanía, particularmente a los que son menos capaces de pagar más por bienes esenciales como alimentos, vivienda y transporte”, expresó el jefe del banco central estadounidense.

La inflación en Estados Unidos se encuentra en su punto más alto en cuatro décadas, y se espera que el miércoles el gobierno reporte que los precios al consumidor aumentaron 7,1% en los últimos 12 meses, comparado con el 6,8% de noviembre a noviembre.

Powell ofreció su declaración ante la Comisión de Asuntos Bancarios del Senado, en una audiencia para evaluar el pedido del presidente Joe Biden de mantenerlo en el puesto para un segundo período de cuatro años.

Antes de hablar, Powell recibió expresiones de respaldo de ambos partidos: tanto del senador Sherrod Brown, demócrata de Ohio y presidente del panel, como del senador Pat Toomey, republicano de Ohio.

Sin embargo, Biden y Powell restaron importancia durante 10 meses a la fuerte inflación en EEUU.

La inflación golpea a otros países tras el paso de la pandemia de coronavirus, el cierre de economías y los gastos mutimillonarios de recuperación. En Europa, la tasa inflacionaria también supera el 6% y se acerca al 7%.

Pero el caso de EEUU es diferente porque la recuperación económica era sólida y los precios de los combustibles, una de las principales causas de la inflación, se mantuvieron controlados con las políticas económicas del expresidente Donald Trump.

Biden revirtió casi todas las medidas efectivas de la anterior administración mediante 68 órdenes ejecutivas.

Se prevé que la nominación de Powell sea aprobada por la comisión en las próximas semanas y luego por el pleno del Senado, con apoyo bipartidista. Sin embargo, es seguro que los legisladores primero le increparán a Powell sobre cómo la Fed piensa combatir la inflación sin frenar la economía a un punto que caiga en recesión.

Economistas y exfuncionarios de la Fed han opinado que el Banco Central está reaccionando tardíamente a la inflación. El reporte del mercado laboral para diciembre, según el cual el desempleo bajó a un saludable 3,9% y hubo aumentos salariales, ayudó a calmar algunos de esos temores. Si bien un bajo desempleo y un aumento de los sueldos benefician a los trabajadores, también pueden impulsar a la inflación.

En la reunión más reciente del Banco Central, en diciembre, Powell enfatizó que la institución acelerará sus medidas para restringir el crédito a fin de combatir la inflación.

La Fed dejará de comprar miles de millones de dólares en bonos en marzo, cuando antes pensaba hacerlo en junio. Esas compras de bonos han impulsado los créditos y el gasto, al mantener sumamente bajas las tasas de interés.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.