Jue. Jun 23rd, 2022


“No podemos tolerar esto, ni los buenos policías lo toleran”, acentuó.

Las tres acusaciones se derivan de tres incidentes que no están relacionados. Dos de ellos fueron captados por las cámaras corporales de los oficiales, señaló la fiscal durante una conferencia de prensa.

Uno de ellos es el capitán de la policía de Opa-locka, Sergio Pérez, quien está acusado de dispararle a otro oficial con una pistola Taser.

Pérez supuestamente usó el Taser contra un sargento, el pasado mes de septiembre.

Acorde con el informe, Pérez entró en la oficina del sargento y preguntó si el sargento quería obtener la certificación Taser. El sargento dijo que no, pero Pérez le disparó y le ocasionó una pequeña herida en el abdomen.

«El incidente entre ambos miembros de la Policía de Opa-locka es desafortunado. Mi deseo es que el capitán Pérez tenga la misma oportunidad que tienen todos los ciudadanos: la presunción de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad», comentó el jefe de policía de Opa-locka, Dennis Jackson.

«Esperemos a ver el resultado de este caso antes de hacer más comentarios», subrayó.

Por otra parte, el oficial de policía de Miami Gardens Javier Castaño enfrenta dos cargos de agresión, luego de que las imágenes de la cámara corporal lo mostraran pateando a un hombre en la cabeza y poniendo su rodilla en la parte posterior de la cabeza del hombre.

El incidente ocurrió después de que Castaño y otros oficiales acudieran a una estación de gasolina en marzo de 2020, tras conocer que alguien daba vueltas con su auto a exceso de velocidad en un estacionamiento.

Mientras dos oficiales intentaban detener al compañero del conductor, Castaño usó «fuerza ilegal e innecesaria» pateando al hombre en la cara y poniendo su rodilla en la nuca mientras estaba sometido y sin ofrecer resistencia, explicó Fernández Rundle.

El tercer caso trata del oficial de Miami-Dade Joseph Diaz, quien enfrenta cargos de agresión y mala conducta tras realizar un arresto en julio de 2020.

Díaz y otros oficiales acudieron a ver a un hombre que estaba borracho y merodeaba en el estacionamiento de un complejo de apartamentos.

En una declaración jurada de arresto, Díaz planteó que el hombre era «extremadamente agresivo», «gritaba a todo pulmón» y se había golpeado en la calle, donde casi un automóvil lo atropella.

Pero las imágenes de la cámara corporal del incidente mostraron que, si bien el hombre parecía ebrio, no fue hasta que hizo comentarios despectivos a Díaz que la situación se intensificó y Díaz lo tiró al suelo y golpeado.

Inicialmente, el hombre fue arrestado y acusado de embriaguez desordenada y resistencia a un oficial, pero esos cargos fueron retirados más tarde.

No está claro aún cuáles serían las penalidades, además de ser suspendidos, si los oficiales son hallados culpables.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.