Vie. Jun 24th, 2022


En un fallo de 6 a 3, los jueces detuvieron la orden de vacunación para todos los empleadores privados con 100 o más trabajadores, dictaminando que los estados y las empresas que impugnaron la norma probablemente tendrán éxito.

Jueces conservadores votan contra imposición de Biden

Los seis jueces conservadores de la Corte votaron contra la iniciativa impuesta por Biden en septiembre para que la vacunación o los tests de COVID semanales fueran obligatorios en grandes empresas. Mientras que los tres liberales opinaron en el sentido contrario.

En tanto, en el caso de los empleados sanitarios la obligatoriedad de vacunarse fue aprobada en una votación 5-4, en la que los jueces conservadores John Roberts y Brett Kavanaugh votaron junto a los tres liberales.

Los funcionarios del gobierno de Biden argumentaron que la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) de 1970 les daba la autoridad para imponer la orden, pero la mayoría de los jueces [dictaminaron que no].

Supremo: gobierno federal sobrepasó su autoridad

La mayoría conservadora de la Corte concluyó que el gobierno federal sobrepasó su autoridad al buscar imponer la regla de vacuna o prueba de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos (OSHA, por sus siglas en inglés), para empresas con al menos 100 empleados. Más de 80 millones de personas habrían sido afectadas.

“La OSHA nunca antes ha impuesto un mandato tal. Tampoco el Congreso. De hecho, si bien el Congreso ha promulgado una ley significante que aborda la pandemia de COVID–19, se ha negado a promulgar cualquier medida similar a la que la OSHA ha promulgado aquí”, escribieron los conservadores en una opinión sin firmar.

El fallo fue emitido por los jueces John Roberts y Samuel Alito, designados por George W. Bush; Clarence Thomas, designado por George H. W. Bush; y los jueces Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, todos ellos designados por Trump.

Jueces liberales votan en contra

Los jueces Breyer, designado por Clinton, y Sonia Sotomayor y Elena Kagan, ambas nombradas por Obama, disintieron.

“La Corte desplaza los juicios de los funcionarios del gobierno que recibieron la responsabilidad de responder a las emergencias de salud en el lugar de trabajo”, escribieron los jueces liberales Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor en una disconformidad en conjunto.

“No es así”, replicó la mayoría de los jueces. “Es el texto de la Ley Orgánica de la agencia el que deja claro repetidamente que la OSHA está encargada de regular los riesgos ‘laborales’ y la seguridad y salud de los ‘empleados’”.

“No podemos estar de acuerdo. Aunque el COVID-19 es un riesgo que se da en muchos lugares de trabajo, no es un peligro laboral en la mayoría. El COVID-19 puede propagarse, y de hecho lo hace, en el hogar, en las escuelas, durante los eventos deportivos y en cualquier otro lugar donde se reúna las personas», declararon los jueces conservadores.

«Ese tipo de riesgo universal no es diferente de los peligros cotidianos a los que todos enfrentan por la delincuencia, la contaminación del aire o cualquier número de enfermedades transmisibles. Permitir que la OSHA regule los peligros de la vida cotidiana —simplemente porque la mayoría de los estadounidenses tienen trabajos y se enfrentan a esos mismos riesgos mientras trabajan— ampliaría significativamente la autoridad reguladora de la OSHA, sin una clara autorización del Congreso”, dijo la mayoría de los jueces de la Corte Suprema.

El caso regresa al Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito

El fallo significa que la orden está bloqueada mientras el caso vuelve al Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito de EEUU, que anuló una suspensión que había sido impuesta por otro tribunal de apelaciones.

La orden de vacunación que la Corte permitirá que sea establecida abarca a muchos trabajadores sanitarios de Estados Unidos.

Más de 208 millones de estadounidenses, 62,7% de la población, se encuentran vacunados en su totalidad, y más de una tercera parte de ellos ha recibido inyecciones de refuerzo, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés).





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.