Jue. Jun 23rd, 2022


Sin identificar la fuente, ABC News informó que el sospechoso había secuestrado al rabino y a otras tres personas en la congregación Beth Israel, en Colleyville, unos 40 kilómetros al oeste de Dallas.

La cadena reportó que el secuestrador estaba armado y que afirmaba tener bombas en otros lugares sin revelar su ubicación.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue informado sobre la «situación de rehenes en curso» en Texas, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

«Seguirá recibiendo actualizaciones de su equipo», tuiteó.

Citando a un alto funcionario informado de la situación, ABC reportó que el hombre decía ser hermano de Aafia Siddiqui, una mujer apodada «Lady Qaeda» por los diarios estadounidenses, y exigía que su hermana fuera liberada de la cárcel.

Siddiqui, una excientifica pakistaní, fue sentenciada por una corte de Nueva York en 2010 a 86 años de prisión por intento de asesinato de oficiales estadounidenses en Afganistán. El sonado caso provocó indignación en Pakistán.

Una transmisión en vivo de la página de Facebook de la congregación durante el servicio matinal del sabbat parecía capturar en el audio la voz de una persona hablando en voz muy alta, sin embargo no mostraba la escena en el interior del centro religioso.

En ella, podía escucharse a un hombre diciendo: «Pon a mi hermana al teléfono» y «voy a morir». También puede escuchársele diciendo: «Hay algo mal con Estados Unidos«.

La transmisión inicia a las 10H00 locales y se detiene justo antes de las 14H00.

La policía de Colleyville informó en un tuit a las 11H30 locales (16H30 GMT) que llevaban a cabo un «operativo SWAT» en la congregación Beth Israel.

Dos horas más tarde las autoridades dijeron que la situación «seguía en marcha».

«Les pedimos que eviten el área. Continuaremos dando actualizaciones a través de las redes sociales», añadieron.

Agentes del FBI se hicieron presentes en la escena, de acuerdo con la transmisión de video de CNN.

El diario The Dallas Morning News reportó que la policía estaba negociando con un secuestrador y que no estaba claro cuántas personas había al interior del edificio, citando a la sargento de la policía de Colleyville Dara Nelson.

La fuente añadió que no había lesionados o heridos en la sinagoga.

El congresista del estado de Texas Colin Allred envió un mensaje de apoyo diciendo que «oraba por los congregantes en Colleyville».

«Nadie debería temer que algo así pueda ocurrir en su lugar de culto», tuiteó.

El departamento de policía y el gobierno de la ciudad no han respondido a las solicitudes de mayor información hechas por la AFP.

https://twitter.com/carlos_hem/status/1482451313392771078

A las 3:20 de la tarde, hora de Texas, la policía dijo que la situación continúa y pidió a la población evitar circular por el área.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.