Vie. Jun 24th, 2022


La Dirección de la Seguridad del Estado (DSE) mantiene bajo retención domiciliar a Librado R. Linares García. Un agente de esa dirección abordó a Linares para reiterarle que sobre él sigue pesando la acusación de «amenazas». El opositor tiene prohibido salir de Camajuaní, lugar de su residencia con el fin de impedirle que viaje a la capital provincial para evitar que se solidarice con los familiares de los enjuiciados del 11J.

El 11 de julio, Cuba fue protagonista de protestas en más de 40 localidades en demanda de alimentos y de un cambio político en la isla. La respuesta de la dictadura ha sido represión, palizas y cárcel.

Oficiales de la policía política y auxiliar se presentaron ante la pastora prebisteriana de Camajuaní, Yaima García Hernández, para exigirle que retire de esa congregación a Frank Ernesto Méndez Oliva, bajo los argumentos que es «inmoral, loco, mercenario y escoria».

La religiosa se negó a acatar la orden y les manifestó que el templo está abierto para todos los ciudadanos sin excepción. Los represores son conocidos como el capitán Hugo y el segundo es de apellido Cuba, según el reporte del MCR.

Mientras que en Ciego de Ávila, Otoniel Cruz Suárez, activista del MCR, fue interceptado por oficiales del régimen cuando circulaba a la salida del poblado de Canaleta. El jefe del departamento provincial de Enfrentamiento y el oficial del DSE, Yaser le amenazaron con arrestarlo por su activismo opositor al régimen.

«Dos días antes, el jeep de la guardia operativa visitó la fábrica de bloques donde labora junto a su padre Armando Cruz Álvarez, también activista del MCR en busca del despido de ambos opositores.

Grafitis contra el régimen

Grafitis anticastrista aparecieron en las inmediaciones del central azucarero José María Pérez de Camajuaní. La DSE y la PNR acusan a Maikel Rivero Linares de los grafitis. Rivero ha sido víctima de tres detenciones arbitrarias. Los oficiales del régimen se presentaron a la vivienda de Rivero, pero este no abrió la puerta.

Josué Arancibia Díaz, activista del MCR en Iguará, Yaguajay, Sancti Spíritus, fue citado verbalmente por la PNR, pero él no ha comparecido pues exige la formalidad contemplada en la ley de procedimiento, la citación escrita. Díaz se encuentra desaparecido, no responde el teléfono y el MRC presume que podría haber sido detenido.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.