Sáb. Jun 25th, 2022


Acorde con los datos ofrecidos por el grupo velador Anti-Defamation League, con sede en Nueva York, que se apresta a publicar su informe sobre el año 2021, los incidentes antisemitas en Florida aumentaron en torno al 40% en 2020, con más de 125 sucesos de acoso y vandalismo.

Sucesos

Hace apenas unos días, cientos de volantes antisemitas fueron distribuidos en hogares de Miami Beach y Surfside, donde se concentra la segunda mayor población judía del país, solo superada por Nueva York.

Los volantes acusaban a los judíos de ser impulsores de reglas y estrategias en torno a la pandemia de coronavirus, que además ‘»desmienten».

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Yael Hershfield, directora de Iniciativas de Aplicación de la Ley y Respuesta a Incidentes de ADL Southern Division, acerca de estos preocupantes incidentes.

“El antisemitismo ha sido un tema constante en círculos extremistas desde que comenzó la pandemia, con teorías de conspiración que alegan que los judíos están detrás del coronavirus y lo utilizan como una herramienta para expandir su influencia internacional y obtener ganancias”, señaló la ejecutiva de ADL, que posee el portal adl.org en Internet y la cuenta @ADL_es en Twitter.

Sobre la distribución de volantes en Miami Beach y Surfside, Hershfield planteó “es una estrategia no solo para compartir el mensaje de odio, amparado por las protecciones de la Primera Enmienda, sino también con el deseo de intimidar a la comunidad judía y propagar el miedo. Grupos como estos también buscan notoriedad y esta actividad les proporciona una plataforma de propaganda”.

https://twitter.com/ADL_es

En Europa y otros países la situación es similar. En el Medio Oriente, donde está establecido el Estado de Israel, las condiciones son aún peores con el asecho continuo de bandas terroristas.

Desinformación

La activista comunitaria también abordó los nuevos medios de comunicación, como redes sociales, “donde la desinformación se propaga de forma viral y los grupos de odio aprovechan estas plataformas para propagar su odio, utilizando teorías conspiratorias basadas en documentos perniciosos, como los Protocolos de los sabios de Sion, que afirman fraudulentamente ser los planes secretos de los judíos para apoderarse del mundo”.

El pasado 15 de enero, un paquistaní británico de 44 años, armado con una pistola, tomó como rehenes a cuatro personas en la sinagoga de la Congregación Beth Israel en Colleyville, Texas, durante un servicio de sábado.

El hombre pedía la liberación de Aafia Siddiqui, agente de al-Qaeda que cumple en prisión una sentencia de 86 años por intento de asesinato y otros delitos graves.

“La falacia del supuesto dominio y control de los judíos se promueve en los extremos sin importar la línea ideológica. Desde el incidente terrorista en Texas hasta la distribución de panfletos antisemitas en varias ciudades de EEUU por parte de grupos de extrema derecha, la judeofobia a menudo cruza barreras ideológicas”, argumentó.

Sobre el aumento de incidentes y actitudes en contra de los judíos, Hershfield confirmó que “los incidentes antisemitas en Florida han incrementado en el transcurso de los últimos tres años”.

Las estadísticas de 2021 anticipan otro aumento de antisemitismo, al menos considerable, que podría superar los años anteriores.

Además de volantes, pintadas en paredes de sinagogas, centros culturales y educacionales judíos, así como los perturbadores asaltos y secuestros, incluso asesinato de religiosos, persiste el Zoombombing, que es la intrusión de personas en videoconferencias, sean reuniones de trabajo o fiestas familiares, para manifestar mensajes de odio hacia los judíos.

La ley

Respecto a campañas públicas que ayuden a contrarrestar el antisemitismo, así como tareas de prevención y la aplicación de la ley, la ejecutiva de ADL sostuvo que “los departamentos policiales están al tanto e investigan acosos como estos” con la ayuda del Buró Federal de Investigación.

Luego resaltó “la Anti-Defamation League también monitorea esta actividad a través de su Centro sobre Extremismo y comparte la información con los departamentos policiales. En algún momento, estos individuos podrían cometer un error que permita que las fuerzas del orden cataloguen estas actividades como delitos”.

De hecho, la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, aseguró, por medio de un comunicado: “Tomo muy en serio los delitos de odio y por eso creé una unidad que persigue los delitos de odio. Si hay evidencia, que cumpla con los requisitos de la ley de Florida para realizar un juicio penal de estos viles panfletos llenos de odio, llevaremos el asunto a los tribunales penales”.

“La fiscal estatal ha demostrado su seriedad en perseguir crímenes de odio al crear este departamento”, apuntó.

Sobre qué más se puede hacer para combatir el antisemitismo, Hershfield planteó: “Cuando no hay delito y la ley defiende los derechos de libertad de expresión, lo que podemos hacer es educar a la población del peligro de creer en los mensajes antisemitas y exigir que nuestros líderes también denuncien estas actividades antisemitas”.

jhernandez@diariolasamericas.com

@JesusHdezHquez





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.