Vie. Jun 24th, 2022


Paralelamente a esta conversación crucial y mientras decenas de miles de soldados rusos continúan desplegados en la frontera con Ucrania, los primeros ministros británico, Boris Johnson, y polaco, Mateusz Morawiecki, visitan Kiev el martes en señal de solidaridad. Varios responsables europeos les imitarán en los próximos días.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, manifestó su satisfacción el martes por este apoyo diplomático y militar de los países occidentales frente a Moscú, «el más importante», según él, desde 2014, cuando se produjo la última ofensiva rusa contra su país.

EEUU acusa a Rusia de preparar una invasión de Ucrania, un país golpeado por una guerra civil en el este, entre las fuerzas armadas ucranianas y combatientes separatistas pro-Rusia, supuestamente apoyados por Moscú.

Por su parte, el Kremlin asegura no tener la intención de atacar al país vecino, sino que reclama «garantías» formales de seguridad, como el compromiso jurídico de que Ucrania no entrará jamás en la OTAN y un repliegue a las posiciones militares de 1997.

Tanto Estados Unidos como la OTAN rechazan estas peticiones claves, pero Washington dejó la puerta abierta a negociaciones sobre otros temas, como el despliegue de misiles o los límites recíprocos de los ejercicios militares.

Según Ucrania, la amenaza de Rusia es evidente pero la considera menos inminente que losEEUU, y Zelesnki pidió a sus aliados que no siembren el «pánico», algo que podría desestabilizar el país.

ucrania 2.jpeg

Soldados ucranianos en maniobras militares en la región de Donetsk, Ucrania, el 23 de diciembre de 2021

Soldados ucranianos en maniobras militares en la región de Donetsk, Ucrania, el 23 de diciembre de 2021

AP/Archivo

La conversación de Blinken y Lavrov se produce tras los acalorados debates en el Consejo de Seguridad de la ONU entre Rusia y Estados Unidos sobre las tropas concentradas por Moscú en la frontera con Ucrania.

Durante esa reunión, el embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, acusó a Washington de querer sembrar «histeria» y «engañar a la comunidad internacional» con «acusaciones infundadas».

Su homóloga estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, estimó que el despliegue de más de 100.000 militares rusos cerca de Ucrania amenazaba «la seguridad internacional». Asegurando tener pruebas, acusó a Moscú de querer desplegar a comienzos de febrero más de 30.000 militares adicionales en Bielorrusia, cuyo régimen es muy cercano al Kremlin.

Paralelamente a la intensa diplomacia, también se preparan sanciones.

Estados Unidos y el Reino Unido, una de las zonas de inversión favoritas de los oligarcas rusos, dijeron el lunes que iban a apuntar contra el monedero de personas cercanas al Kremlin.

En el Reino Unido, los rusos ricos correrán el riesgo de congelamiento de activos en el país y también podrían tener prohibida la entrada al territorio. Empresas e individuos del Reino Unido también podrían tener prohibido hacer transacciones con ellos.

«No vamos a retroceder ni quedarnos quietos escuchando las amenazas de sanciones de Estados Unidos», respondió el martes la embajada rusa en Washington en su página de Facebook.

1000 (44).jpeg

El presidente de Ucrania Volodymyr Zelenskyy, al centro, saluda a un soldado durante su visita a la conflictiva región de Donbas, en el este de Ucrania, el jueves 8 de abril de 2021.

El presidente de Ucrania Volodymyr Zelenskyy, al centro, saluda a un soldado durante su visita a la conflictiva región de Donbas, en el este de Ucrania, el jueves 8 de abril de 2021.

Los europeos no quieren quedarse atrás en los esfuerzos diplomáticos de Washington.

Mientras los jefes de la diplomacia estadounidense y rusa hablan por teléfono, el primer ministro británico, Boris Johnson, y su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, estarán en Kiev.

«Exhortamos a Rusia a retroceder y entablar un diálogo para encontrar una solución diplomática y evitar nuevos baños de sangre», pidió en un comunicado publicado el lunes Johnson, quien espera reunirse con Vladimir Putin esta semana.

El primer ministro británico propondrá esta semana en la OTAN un despliegue de tropas en respuesta a la creciente «hostilidad rusa» hacia Ucrania.

Por su parte, Putin recibirá este martes al primer ministro húngaro, Viktor Orban, su aliado europeo, en un viaje muy criticado por la oposición húngara, habida cuenta de las tensiones con Ucrania.

En el ámbito militar, también hay movimientos. Varios países occidentales anunciaron en los últimos días el envío de nuevos contingentes a Europa del Este.

Este martes, Ucrania anunció que en los últimos días recibió unas 500 toneladas de munición y equipos militares procedentes de Estados Unidos.

Hay una frase apocalíptica del científico Albert Einstein: “No sé con qué armas se luchará en la tercera Guerra Mundial, pero sí sé con cuáles lo harán en la cuarta: palos y piedras”. De esta manera, incisiva y aparentemente simple, lanzó su advertencia sobre un conflicto de dimensiones mayúsculas para la humanidad. Hoy, las tensiones de una posible invasión rusa a Ucrania y un encontronazo probable con EEUU y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), no solo revive los fantasmas de la Guerra Fría, sino que pone en jaque la estabilidad global.

ucrania 3.jpeg

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, saluda a un infante de Martina el 25 de enero de 2022 en Washington, D.C

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, saluda a un infante de Martina el 25 de enero de 2022 en Washington, D.C

AP/Archivo

No obstante, los personajes de la trama han cambiado, Biden no es Kennedy, ni Putin es Nikita Jrushchov. El presidente de EEUU, Joe Biden, aseguró que “no tiene intención” de desplegar fuerzas estadounidenses o de la OTAN en Ucrania, aunque mantuvo la posibilidad de “serias consecuencias económicas” para Rusia si lleva a cabo una incursión en territorio ucraniano. Esta posición relaja el tono que se manejó a finales del 2021

“No tenemos intención de desplegar a fuerzas estadounidenses o de la OTAN en Ucrania”, dijo Biden.

A pesar de las declaraciones de la Casa Blanca, vale la pena preguntarse: ¿El peligro de una guerra es inminente? En conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, el coronel de Fuerzas Especiales del Ejército de EEUU; Arthur Garffer, estratega militar y experto en seguridad nacional asegura que: “El riesgo es real y hay que recordar que durante la guerra fría en el 1962 el mundo estuvo a un abrir y cerrar de los ojos de una guerra nuclear. Putin quiere hacer hincapié en la política exterior rusa del “near abroad” (política exterior rusa basada en el intervencionismo, desde el ascenso de Putin al poder) en donde Ucrania, Bielorrusia y los países Bálticos sirven de zona de amortiguamiento ante cualquier ofensiva del occidente contra Rusia. Esta política surge de una psicología defensiva basada en las invasiones a Rusia por parte de Sapieha de Polonia, Carlos XII de Suecia, Napoleón de Francia y Hitler de Alemania. Los EEUU y la Unión Europea quieren hacer constar que Ucrania es una nación soberana que puede decidir con quién se quiere aliar económica y militarmente, y que las agresiones rusas se medirán con determinación de los EEUU y la OTAN. Lo que se está viendo ahora es el momento en donde la diplomacia fracasó y se ha recurrido a la disuasión”

Ahora bien, el factor económico también entra en juego: “el valor del rublo cayó por 20% el 24 de enero de 2022 y el Banco Central de Rusia tuvo que intervenir a la vez que la bolsa de Moscú se desplomó añadiéndole más tensión financiera y económica a una Rusia que ya se veía afectada por un torbellino fiscal. Si esto es la idea de Putin, de efectuar una finta [un amago], le está saliendo muy costoso, y de decidir invadir a Ucrania no tendría el capital para sostenerlo”, subraya Garffer y agrega: “Económicamente la Unión Europea continuará ejerciendo sanciones contra Rusia imponiendo medidas restrictivas que recorren todo el espectro, desde la confiscación de activos hasta la denegación del acceso a los mercados de capital primario y secundario de la Unión Europea. Estas acciones, cabe recordar, junto con las sanciones de EEUU, han creado la actual crisis financiera en Rusia”

EEUU y la OTAN hicieron llegar dos respuestas por separado a los rusos esta semana en las que se mantuvieron firmes en la política de puertas abiertas de la alianza para la adhesión, rechazaron la petición de prohibir permanentemente que Ucrania se integre a la organización y dijeron que los despliegues aliados de soldados y equipo militar en Europa del este no son negociables.

“No hay cambios, no habrá cambios”, aseveró el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken que espera hablar con el ministro del Exterior ruso Sergey Lavrov en los próximos días. Sin embargo, aseguró que la decisión entre la diplomacia o el conflicto le corresponde a Rusia y, más concretamente, al presidente ruso Vladimir Putin.

“Ya veremos cómo responden”, comentó.

Entretanto, el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg dijo: “No podemos y no comprometeremos los principios sobre los cuales recae la seguridad de nuestra alianza y la seguridad de Europa y Norteamérica”, señaló Stoltenberg. “Esto es sobre respetar a los países y su derecho a elegir su propio camino”.

“Rusia debería abstenerse de posturas de fuerza coercitiva, de la retórica agresiva y de actividades perjudiciales en contra de aliados y otras naciones. Rusia también debería retirar a sus soldados de Ucrania, Georgia y Moldavia, donde se encuentran desplegados sin el consentimiento de estos países”, manifestó.

En este sentido, los puntos de concordancia son claros. El coronel Garffer sostiene que “Europa y la OTAN están firmemente unidos y listos para enfrentar la amenaza rusa. Francia ha desplegado tropas y activos militares a Rumania; Holanda también ha desplegado tropas, aviones y buques; el Reino Unido ha desplegado equipo, tropas, porta aviones, aviones y buques; España buques y aviones; Italia tropas; Canadá tropas, aviones y buques; Polonia se ha movilizado en sus fronteras a la vez que los países Bálticos; en fin, toda la OTAN ha aportado militarmente. Europa y la OTAN han enseñado sus dientes y Rusia se ha fijado en ello. Ahora, el talón de Aquiles de Europa y la OTAN en estos momentos lo es Alemania ya que cuenta que con el gaseoducto Nordstream 2 y no puede estar bien con Dios y con el Diablo; Rusia los tiene en jaque”

Las palabras de Biden contrastan, de cierta manera, con las acciones de días pasados. El Pentágono tiene movilizados a unos 8.500 soldados en alerta y “listos” para desplegarse en el este de Europa, dentro de la OTAN, en caso de que Rusia invada Ucrania acorde con declaraciones del portavoz del Ejército, John Kirby.

ucrania 1.jpeg

Un instructor capacita a miembros de las fuerzas de defensa de Ucrania, en un parque de Kiev, el sábado 22 de enero de 2022

Un instructor capacita a miembros de las fuerzas de defensa de Ucrania, en un parque de Kiev, el sábado 22 de enero de 2022

AP/Archivo

¿Qué podríamos esperar? “Las opciones militares de los EEUU para ayudar a Ucrania, hay que recordar, llevan materializándose e implementándose desde el 2014 (la primera incursión de Rusia a Ucrania). Durante la administración del presidente Trump es cuando más marcado se veía el apoyo militar a Ucrania en donde se facilitó equipo y tecnología avanzada, se realizaron entrenamientos combinados Ucrania-EEUU y los aliados de la OTAN y se desarrollaron las formaciones ucranianas para tener interoperabilidad con los EEUU y la OTAN, entre otras cosas. En adición, los EEUU podría apoyar a Ucrania a efectuar una defensa recurriendo a los activos espaciales, cibernéticos y las operaciones psicológicas” asegura Garffer, aunque advirtió “Los militares en EEUU seguirán las órdenes del comandante en jefe, y si eso llevase a entrar en conflicto con Rusia, así se hará y se llevará a cabo profesionalmente. Ahora una guerra con Rusia no es una guerra contra los talibanes o Al Qaeda en Afganistán o Sadam Hussein en Iraq. Una potencial guerra con Rusia será complicada y destructiva. Habrá desbordamiento de efectos fuera de lo regional y se sentirá a nivel mundial”.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se congratuló por las conversaciones «constructivas» mantenidas en París con representantes de Moscú bajo mediación francoalemana, en un intento de calmar la grave crisis entre los dos países. Zelenski consideró «positiva» la reunión por «su carácter constructivo y el deseo de continuar las negociaciones sustanciales dentro de quince días en Berlín”

Ahora bien, en caso de no prosperar las intentonas de diálogo ¿Cuál será la posición de Joe Biden?, expertos aseguran que una tibieza de la Casa Blanca en este caso no sería bien recibida en los EEUU o por numerosos países, ya que sería la segunda vez en menos de un año que la actual administración Biden le da la espalda a un aliado, generando un mensaje catastrófico para otros “amigos” como Taiwán, Iraq, Corea del Sur, entre otros.

ucrania 5.jpeg

El presidente ruso, Vladimir Putin, a la derecha, y el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, visitan un centro tecnológico militar en Anapa, Rusia, el jueves 22 de noviembre de 2018.

El presidente ruso, Vladimir Putin, a la derecha, y el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, visitan un centro tecnológico militar en Anapa, Rusia, el jueves 22 de noviembre de 2018.

AP/Archivo

Las decisiones de Biden en política exterior pueden haber envalentonado a Putin: “La retirada precipitada y desorganizada de las tropas estadounidenses de Afganistán sí formó parte de la toma de decisiones de Putin. Esto junto a el hecho que parte de esta administración del presidente Biden, incluyéndolo a él, fueron observadores de la invasión de Rusia a la región oriental de Ucrania y la anexión de Crimea, ha llevado a Putin a calcular que Biden carece de la fortaleza para diplomática y militarmente contrarrestar la agresividad de Rusia. Ahora que están ambos países en una danza “Kabuki”, queda por verse quién tiene las venas de hielo y quién es permisivo”

Para calcular el peligro, y acercarnos a las predicciones de Einstein, se anticipa que actualmente, el 93% de todos los arsenales nucleares del mundo están en poder de EEUU y Rusia.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.