Vie. Jun 24th, 2022


La agencia indicó que su motivación fue “mantenernos al tanto de las tecnologías y los productos comerciales emergentes”.

El FBI dijo el miércoles en un comunicado que obtuvo una licencia limitada de la firma israelí “solamente para probar y evaluar el producto”, y que no lo ha usado en operaciones ni para apoyar investigaciones.

Pero los críticos se preguntaron por qué la agencia estadounidense necesitaría pagar por acceso a una herramienta notoria de espionaje que ha sido ampliamente estudiada por ciberdetectives en interés público si su interés era tan limitado.

“Gastarse millones de dólares para enriquecer a una compañía que se sabe facilitó constantemente abusos extendidos a los derechos humanos, actividades posiblemente criminales y operaciones que amenazan la propia seguridad nacional de Estados Unidos es definitivamente preocupante”, dijo Ron Deibert, director del Citizen Lab, el organismo monitor de la Universidad de Toronto que ha expuesto decenas de hackeos de Pegasus desde el 2016.

“Como mínimo, ésta parece ser una forma terriblemente contraproducente, irresponsable y mal concebida” de mantenerse al tanto de la tecnología de espionaje, dijo.

Un portavoz del FBI no dijo cuánto le pagó la agencia a NSO Group por el software ni cuándo lo hizo.

The New York Times reportó la semana pasada que la agencia obtuvo una licencia para un año de pruebas por 5 millones de dólares en el 2019. El miércoles, el diario británico The Guardian, citando una fuente familiarizada con el acuerdo, dijo que el FBI pagó 4 millones de dólares para renovar la licencia, pero que nunca usó el spyware, el cual se infiltra en el celular del objetivo, ganando acceso a todas las comunicaciones y datos de ubicación, y lo convierte en un dispositivo de espionaje remoto.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.