Sáb. Jun 25th, 2022


Los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. en el centro de operaciones de Indianápolis incautan activamente narcóticos todas las noches, pero las tres últimas incautaciones demuestran hasta dónde llegan los delincuentes para ocultar sus drogas. Una de las noches, los agentes detuvieron un cargamento que contenía equipos de purificación de agua con siete filtros de acero que tras someterlos a una inspección de RX, notaron algunas anomalías. Cuando los oficiales desarmaron las piezas, se encontraron dos bolsas que contenían un total de 12 libras y media de ketamina ( 5,5 kilos).

CBP

Dos días después, los oficiales estaban examinando un par de estatuas de elefantes y descubrieron un polvo granular blanco escondido dentro de los elefantes. Los oficiales probaron el polvo que dio positivo por ketamina. Se incautaron casi 20 libras de ketamina. (9 kilos)

Finalmente, los oficiales examinaron dos otomanas (un tipo de sofá) plegables, y esto condujo al descubrimiento de polvo granular blanco dentro de las paredes y la parte superior de las otomanas. En total, los oficiales descubrieron 17 libras de ketamina. (7,7 kilos)

Un envío llegaba de Eslovaquia, mientras que los otros dos llegaban de Francia. Los tres envíos estaban destinados a residencias en Nueva York. La ketamina habría tenido un valor en la calle de más de $321,000. Estas incautaciones muestran la gran imaginación que tienen los delincuentes para ocultar la droga, lugares que son inverosímiles pero que son capaces de albergar grandes cantidades de sustancias estupefacientes.

Post Views: 17





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.