Mar. Jun 21st, 2022


Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo la operación «Navajo» que ha permitido la desarticulación de una organización criminal dedicada al tráfico de marihuana y cocaína. La organización tenía su centro neurálgico en la ciudad de Albacete y operaba también en la zona del Levante español, desde donde se abastecía de sustancias estupefacientes. Han sido detenidos diez integrantes del grupo y se han incautado 140 kilogramos de marihuana y un kilo de cocaína.

La investigación policial se inició en el verano del año 2021 y se centró en un individuo que ya había sido detenido en 2014 por tráfico de drogas y que lideraba una organización dedicada a la distribución de cocaína en la provincia de Albacete, incautando en aquella ocasión más de 7 kilogramos de esta sustancia. Las primeras informaciones recibidas apuntaban a que el varón, tras su salida de prisión, había retomado las actividades delictivas perfeccionando y diversificando su forma de trabajar con distintos tipos de sustancias estupefacientes.

Policía Nacional

Tan pronto como se iniciaron las vigilancias sobre el investigado se pudo comprobar que contaba con la estrecha colaboración de otro individuo para el desarrollo de sus actividades delictivas, un varón de nacionalidad española afincado en Albacete. Este hombre, lugarteniente de la organización, regentaba un taller mecánico en esta capital manchega, siendo este el lugar donde se celebraban las reuniones de interés entre los miembros de la organización.

Conforme avanzó la investigación se pudo comprobar que el grupo investigado tenía dos ámbitos diferenciados de actuación, el cultivo y exportación de marihuana a otros países de la Unión Europea y la distribución de cocaína en diferentes localidades de la ciudad de Albacete.

Policía Nacional

Los agentes también averiguaron que la organización había adquirido recientemente una sociedad mercantil dedicada al transporte de mercancías por carretera. Esta empresa contaba con una flota de camiones y remolques con los que los investigados transportaban las sustancias estupefacientes simulando operaciones de exportación intracomunitarias. Para dar cobertura y anonimato a sus operaciones ilícitas contaban con un «testaferro», un individuo residente en la localidad de Pozohondo (Albacete), que habían colocado a modo de administrador de la mercantil, con la finalidad de ocultar la identidad de los principales miembros de la organización en el hipotético caso de que una investigación policial o judicial se centrase en las actividades de la empresa de transporte.

Tras varias gestiones, los agentes lograron identificar a otros dos miembros de la organización, residentes en la ciudad de Albacete y en los municipios de Sangonera la Verde y de Orihuela. Otro de los traficantes identificados se encargaba de obtener cogollos de marihuana en la zona de Murcia, para envasarlos y transportarlos a otros países europeos, donde el precio de dicha sustancia estupefaciente se puede multiplicar por seis. En esta actividad de exportación era pieza fundamental un hombre de nacionalidad sueca y de origen iraní, residente en la localidad de Orihuela Costa, el cual se encargaba conseguir los clientes en otros países europeos, como Suecia, Lituania o Turquía.

Con los componentes de la organización criminal identificados y teniendo claro el «modus operandi» empleado en el desarrollo de la actividad ilícita, el pasado mes de octubre se detectó una operación de carga y transporte de marihuana, realizada en la localidad de Sangonera la Verde (Murcia) por un camionero de la organización, afincado en la ciudad de Albacete.n Dicho camionero simulaba transportar berenjenas desde Almería hasta Suecia cuando fue sorprendido en la localidad de la Junquera (Gerona) en un control policial, cuyo resultado fue la localización de 138 kilogramos de cogollos de marihuana ocultos en la carga de hortalizas que transportaba. Posteriormente, en el mes de enero se detuvo a otros cinco miembros de la organización y se desmantelaron tres plantaciones de marihuana en las localidades de Librilla, Sangonera la Verde y Albacete. En los registros se intervino dinero en efectivo y otros efectos vinculados a la actividad de cultivo y distribución de marihuana.

Policía Nacional

En paralelo al negocio de exportación de marihuana, la organización se dedicaba también a distribuir cocaína a otros traficantes de la provincia de Albacete. En relación con esta actividad, se detectaron varios «viajes relámpago» realizados por «correos» de la organización a la zona del levante español, donde se encontraban los puntos de aprovisionamiento. La cocaína era transportada a Albacete en vehículos «caleteados», es decir, escondida en habitáculos ocultos. Una vez en Albacete la droga era dosificada y suministrada a diversos puntos de venta ubicados tanto en la capital como en pueblos de la provincia. En el mes de diciembre, días antes de Navidad, se detectó un nuevo aprovisionamiento realizado esta vez en persona por el líder de la organización. Tras llegar a Albacete, este varón fue detenido portando 880 gramos de cocaína, que según los investigadores pretendía vender posteriormente a un traficante de la localidad de Las Navas de Jorquera.

El resultado de esta operación policial ha sido la desarticulación de una organización criminal afincada en la localidad de Albacete y con ramificaciones en Murcia y Alicante, dedicada a la exportación de marihuana en cantidades de notoria importancia y a la distribución de cocaína en la provincia de Albacete. En total se han interviniendo 140 kilogramos de marihuana, 1 kilogramo de cocaína, 394 gramos de hachís, 162 plantas de marihuana, 16.500 euros en efectivo, tres vehículos y un arma corta, además de otros efectos relacionados con la actividad delictiva.

Post Views: 7





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.