Lun. Jun 27th, 2022


Tres agentes de la Guardia Civil destinados en Motril, en la provincia de Granada (España) han sido condenados por la Audiencia Provincial de Málaga a penas de cárcel que oscilan entre los dos años y tres meses y los tres años y tres meses de cárcel, por su implicación directa en las redes internacionales de narcotraficantes que operan entre el Norte de África y Europa para introducir hachís a gran escala. 

Narcolancha preparada para operar en el Estrecho (Archivo)

Los tres jueces que deliberaron tras el juicio les condenan por «conspiración para cometer delito contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y cohecho». Además de a prisión, serán inhabilitados por quince años para empleo o cargo público.

«Se encargaban de dar cobertura y seguridad para favorecer la entrada de droga a través del litoral español a diferentes organizaciones criminales, a cambio de una compensación económica que les daban las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico», detalla el dictamen. Entre las ‘funciones’ de los guardias estaba el informar a los narcos de los momentos adecuados para realizar los narcotransportes, así como indicarles el modo de superar el sistema SIVE, el engranaje de cámaras de videovigilancia que tienen las fuerzas de seguridad españolas en sus costas.

Los guardias cayeron fruto de la investigación del equipo de Asuntos Internos del propio Instituto Armado, que consigue de este modo eliminar algunas de las manzanas podridas presentes en la institución.

Post Views: 50





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.