Sáb. Jun 25th, 2022


La industria petrolera en Venezuela, desmantelada primero por el régimen de Hugo Chávez y ahora por Nicolás Maduro, es incapaz casi de responder al consumo nacional venezolano y algún que otro compromiso internacional que le queda. La producción de petróleo se ha desplomado de más de tres millones de barriles por día a un promedio de 600.000, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP y OPEP+). Con el respaldo de Irán y Rusia, en el 2022 aumentó sus registros. Aunque todo está comprometido y se utiliza para pagar compromisos crediticios o como regalías a La Habana.

“Para que Venezuela pueda alcanzar el rendimiento de antes se necesitan millones de dólares y muchos años”, subrayó Rubio

Irónicamente es Rusia, el comerciante del petróleo venezolano. Es quien lo transporta, lo mercadea, y cobra la deuda del país sudamericano con ese crudo. Desde 2006, Rusia ha financiado al régimen de Venezuela con préstamos y líneas de crédito por un valor estimado total de 15.000 millones de euros.

¿Cuáles son las intenciones reales de la Casa Blanca? Aún se desconocen en su esencia, pero el envío de una delegación de alto nivel a Caracas ofrece indicios de la agenda de Barack Obama respecto a negociar con las dictaduras socialistas en América Latina como Cuba, Venezuela y Nicaragua. Así lo hizo durante su mandato en el que Joe Biden era el vicepresidente.

A la pregunta de DIARIO LAS AMERICAS, sobre si estamos viviendo una especie de deja vú de las conversaciones secretas con Raúl Castro 18 meses antes del deshielo. Rubio sostuvo: “Obviamente existieron conversaciones, uno no llega a Venezuela sin haber preparado antes el terreno” y añadió que Maduro acepta porque le conviene, pero nunca hará nada que ponga en riesgo perder el poder.

“Si EEUU reconoce que Maduro manda, es un mensaje devastador para la oposición venezolana… por otra parte, al levantar las sanciones le otorga a la dictadura un argumento para tratar de privar el acceso a los activos por parte del gobierno de Guaidó”, dijo Rubio “es como decir: EEUU está contigo hasta que le haga falta. Lo cierto es que tenemos una administración débil”

De igual manera confirmó que EEUU exigió que Caracas garantizara un porcentaje de la venta del crudo, liberara a algunos presos, que en realidad eran y son rehenes del régimen y anunciara fecha para sentarse a la mesa con los opositores. “Ya ha cumplido dos, lo otro lo acepta porque para él no significa nada”

Maduro ha utilizado en reiteradas ocasiones, dirigido por Cuba, el diálogo con la oposición venezolana en ganar tiempo, desarticular la disidencia interna mediante la represión y el terrorismo de estado, al tiempo que aparenta un sistema de diálogo y democracia frente al resto del mundo para evitar sanciones.

“Este acercamiento es una traición a la causa de la libertad de Venezuela y un premio a la dictadura. Llegar a un acuerdo es condenar a toda una generación, al pueblo a vivir bajo una dictadura”, resaltó el senador.

Si en noviembre tenemos mayoría en el senado “claro que vamos a abrir una investigación para encontrar y revelar en que circunstancia se dieron estas negociaciones con Maduro”





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.