Vie. Jun 24th, 2022


“La vivienda en el condado de Miami-Dade está llegando a un nivel de crisis. Debemos actuar ahora para aliviar las cargas financieras que enfrentan nuestros residentes”, afirmó.

“La ordenanza está diseñada para detener lo que hemos visto en los últimos tiempos, que un inquilino recibe la notificación de un brutal incremento con unos pocos días de antelación”, afirmó la comisionada Higgins, quien reconoció que ha sido la ordenanza más rápida que ella recuerda, desde que fue electa a la Comisión por primera vez en 2018.

“La primera lectura fue el 1 de marzo y, antes de que termine el mes, habremos implementado en el condado esta amplia protección para los inquilinos”, resaltó.

“Creo que esta rapidez dice a las personas cuán serio los miembros de la Comisión nos tomamos esta crisis del alquiler y de accesibilidad a la vivienda”, añadió.

La nueva ordenanza entrará en vigor el próximo día 25 de marzo y regirá en todo el territorio del condado de Miami-Dade, independientemente de las leyes a nivel municipal que se hayan aprobado al respecto.

Por su parte, Santra Denis, directora ejecutiva de Miami Workers Center, una organización comunitaria que apoya a los inquilinos, sostuvo que la razón por la que estaba en la ceremonia “es por el gran coraje derrochado por los inquilinos de todo el condado, desde Little Haiti hasta Little Havana, desde Liberty City hasta Hialeah, quienes se han manifestado por ellos y sus vecinos, para decirnos que Miami-Dade debe ser un lugar en el que todo el mundo pueda vivir y crecer».

Denis agradeció a Higgins y afirmó estar preparada para darle la bienvenida al Tenant Bill of Rights o Declaración de Derechos de Inquilinos, otra iniciativa en discusión actualmente.

Según el Community Justice Project, una organización de abogados que asisten a las personas de bajos ingresos de la comunidad, en 2021 se presentaron más de 11.000 demandas de desalojo en Miami Dade.

“La ordenanza también extiende el período de notificación de un desahucio de 30 días a 60. Estas medidas concretas dan más tiempo a las familias para buscar opciones, ya sea fuentes adicionales de ingresos, reajustar su presupuesto o marcharse de la propiedad. También crea un espacio de seguridad para proteger a los residentes de los incrementos de los precios de los alquileres” apuntó la alcaldesa.

“Miami Dade es un lugar muy especial. Todos nos beneficiamos de nuestro entorno, de nuestras lenguas y de nuestra gastronomía y además somos resilientes como nadie lo es en este país”, añadió.

“También somos una comunidad de emigrantes que han venido aquí buscando una nueva oportunidad y mejor calidad de vida. Somos el lugar donde el sueño americano es posible”, subrayó.

La alcaldesa también se refirió a la búsqueda de fondos alternativos “para que los urbanizadores puedan disminuir sus costos” y afirmó estar construyendo 14.000 viviendas asequibles.

Esta ley condal se sobrepone a las ordenanzas municipales de Hialeah y Miami Beach, que piden avisos similares a los inquilinos.

cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.