Sáb. Jun 25th, 2022


Según la doctora Garcés, “la bacteria puede ubicarse en dos lugares en el organismo, uno es en las meninges y puede producir la llamada meningitis, que es la inflamación de las capas que protege el cerebro”.

“Pero también”, dijo, “puede tener una forma sistémica, es decir, que llega a la sangre, se disemina a los órganos y puede producir lo que se llama un shock séptico o septicemia, por lo que puede llegar a ser mortal en ambos casos, ya sea con la meningitis o con la septicemia”.

El Departamento de Salud de Florida (FDOH) informó el sábado pasado que el brote estaría afectando principalmente a personas que viven en Florida, pero también a algunas otras que han viajado por diferentes motivos a este estado del sureste del país.

Hasta el momento, el promedio de casos identificados en 2022 supera la tasa de los últimos cinco años, de acuerdo con un comunicado de prensa del FDOH.

Las cifras oficiales dan cuenta de 21 casos de enfermedad meningocócica en 10 condados floridanos. Orange, Leon y Lake informaron la mayor cantidad de pacientes con ese padecimiento, con seis, tres y tres casos, respectivamente.

La experta consultada por DIARIO LAS AMÉRICAS sostuvo que hay dos poblaciones que en años recientes han sido las más impactadas por esa enfermedad: estudiantes en instalaciones universitarias y hombres que tienen relaciones íntimas con otros hombres.

“Los adolescentes reciben dentro de su esquema de vacunas el fármaco contra el meningococo o neisseria meningitidis. Generalmente lo reciben antes de los 11 años y lo vuelven a recibir cuando van a ir a la universidad. Es decir, aproximadamente a los 16 años”, dijo.

Y sumó: “En los últimos años se ha notado también que las personas, tales como hombres teniendo sexo con hombres, son propensos a enfermarse más con esta enfermedad”.

De acuerdo con la doctora Garcés, la “mejor recomendación” es vacunarse contra esa afección. “La vacuna tiene una vigencia de cinco años y protege sobre todo aquellos que van a vivir en dormitorios estudiantiles”, precisó.

En ese sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aconsejaron que los hombres homosexuales y bisexuales que viven en Florida se vacunen con una dosis de la vacuna MenACWY, para ayudar a protegerse contra la enfermedad meningocócica.

Los primeros síntomas de la enfermedad incluyen fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello, náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz, confusión y sarpullido.

“La meningitis, que es lo más característico, produce dolor de cabeza muy alto, fiebre y vómitos que se llaman ‘en proyectil’ o ‘en expulsión’ porque llegan muy lejos, con gran malestar general y la persona empieza a deteriorarse, a confundirse, pero sobre todo hay rigidez en la nuca”, dilucidó la doctora Garcés.

Asimismo, dijo, una persona que contrae la enfermedad puede ver grandes morados en sus piernas, “lo que significa que la microcirculación está afectada y esto puede llevar a que el paciente inclusive pueda perder alguno de sus miembros inferiores, como los dedos, o deba recurrirse a la amputación para salvarle la vida”.

Las autoridades sanitarias han observado que las personas no se contagian a través del contacto casual o al respirar el aire donde ha estado alguien con la enfermedad meningocócica. Requiere contacto cercano durante un período de tiempo o contacto directo, como besarse o compartir bebidas.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.