Dom. Jun 26th, 2022


Pero conforme se alarga la guerra, el deseo de los estadounidenses de involucrarse se ha reducido un poco. El 32% de los encuestados dice que Estados Unidos debe tener un papel mayor en el conflicto. La cifra ha bajado desde el 40% del mes pasado, aunque sigue siendo ligeramente más alta que el 26% de febrero. Otro 49% de los entrevistados dijo que Estados Unidos debe tener un papel menor.

Los resultados subrayan el dilema para la Casa Blanca. Conforme se difundían imágenes de ataques rusos contra civiles y hospitales, crecía la presión para detener al presidente de Rusia, Vladimir Putin, y ayudar a millones de ucranianos bajo ataques en su país o que huían para ponerse a salvo.

Pero Biden también debe gestionar la amenaza de una escalada con Putin, que ha subido el nivel de alerta para el uso de armas nucleares en Rusia, e impedir que Estados Unidos se vea inmerso en un conflicto mucho mayor.

“Dada la posible desesperación del presidente Putin y el gobierno ruso, dados los reveses militares que han sufrido por ahora, ninguno de nosotros puede tomarse a la ligera la amenaza que supone un posible recurso a las armas nucleares tácticas o armas nucleares de baja intensidad”, dijo el director de la CIA, William Burns, en un discurso reciente en el Instituto de Tecnología de Georgia.

Burns añadió que “hasta ahora no hemos visto muchas pruebas prácticas” de escalada nuclear rusa.

La Casa Blanca ha autorizado más de 2.000 millones en armas para Ucrania y liderado las sanciones occidentales que han aplastado la economía rusa. Biden ha descartado enviar tropas, una decisión respaldada por una mayoría de los estadounidenses.

Estados Unidos también ha evitado proporcionar algunas armas y sistemas defensivos solicitados por Ucrania e impuesto límites iniciales a compartir información de inteligencia, que se han relajado durante el conflicto.

El sondeo inicial y las entrevistas de seguimiento indican que muchos estadounidenses, tras las imágenes de ucranianos asesinados y supuestos crímenes de guerra de las fuerzas rusas, quieren ver más acciones para detener a Putin. La mayoría -el 57%- cree que Putin ha dado instrucciones a sus tropas de que cometan crímenes de guerra. Apenas el 6% dijo que no lo ha hecho, mientras que el 36% dijo no estar seguro.

El sondeo de AP-NORC a 1.085 adultos se realizó entre el 14 y el 18 de abril con una muestra tomada del Panel AmeriSpeak de NORC, basado en probabilidades y diseñado para ser representativo de la población estadounidense. El margen de error para todos los encuestados es de más menos 3,9 puntos porcentuales.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.