Mié. Jun 22nd, 2022


En una operación policial en el marco de un dispositivo de prevención en las áreas de servicio de Cataluña, en España, agentes de comisaría de Granollers detuvieron a un hombre, de 34 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública, un delito contra la seguridad del tráfico por originar un grave riesgo a la circulación, tenencia ilícita de armas y desobediencia a los agentes de la autoridad. Huía con gran cantidad de drogas, una pistola con su munición y varios chalecos idénticos a los que emplea la Policía para efectuar robos a otras organizaciones.

Mossos

Una dotación de paisano detectó un vehículo que quería entrar en un área de servicio pero, en el último momento, realizó una maniobra evasiva y continuó la marcha. Ante esta actitud, los Mossos decidieron seguir discretamente el vehículo y comprobaron que circulaba por la autopista a una velocidad muy reducida hasta que entró en otra área de servicio, situada a la altura del punto kilométrico 117, dentro del término municipal de Llinars del Vallès. Los agentes aprovecharon que se había detenido para gasolina para identificar al conductor. Cuando le pidieron que abriera el maletero, el conductor huyó corriendo en dirección a la autopista.

Mossos

Durante su fuga, hizo caso omiso a todas las indicaciones de los agentes para detenerse y atravesó varias veces los carriles de la autopista creando un grave riesgo a la circulación. De hecho, varios camiones y vehículos realizaron maniobras evasivas y frenadas intensas para evitar atropellarlo, con riesgo de producirse colisiones. Finalmente, los agentes detuvieron la circulación y lograron detener al fugitivo cuando se encontraba en la mediana de la autopista. Posteriormente, comprobaron que en el interior del turismo había 11 bolsas que contenían 155 kilogramos de cogollos de marihuana envasados ​​al vacío. Todo apunta a que la droga intervenida, valorada en 775.000 euros, iba destinada al extranjero.

El tráfico de drogas, principalmente marihuana, y su transporte por vía terrestre desde Cataluña hacia distintos países de Europa es uno de los puntos que los Mossos contemplan en la lucha contra las organizaciones criminales dedicadas al cultivo y tráfico de drogas. En este sentido, a principios de año se presentaron los retos de la policía catalana para luchar contra la marihuana, la droga más comisada en Cataluña que en 2021 se saldó con 8,9 toneladas intervenidas y 662 plantaciones desmanteladas.

Mossos

Las dos últimas detenciones, una en Vila-seca y la otra en Llinars del Vallès, coinciden en la misma vía, la AP-7, una de las principales arterías de Cataluña donde los Mossos dedican más recursos para luchar contra las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas en Cataluña así como el posterior traslado por carretera hasta otros países de Europa.

En el caso del detenido en Llinars del Vallès, los agentes también le intervinieron, en el asiento del copiloto, una mochila que contenía un arma corta cargada, bridas, cinta americana y cuatro chalecos de color negro rotulados con la palabra Policía. El detenido, que tiene antecedentes, pasó a disposición judicial el pasado sábado 30 de abril ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Granollers, que decretó su ingreso en prisión.

Post Views: 52





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.