Jue. Jun 23rd, 2022


Este problema «no se resolverá en un día o en una semana», dijo Brian Deese a CNN.

A la pregunta de si «los padres deben estar preparados para que dure semanas o meses», Deese se mantuvo elusivo. «Necesitamos ver cómo progresa en tiempo real», dijo e instó a los padres a recurrir a sus médicos en caso de necesidades urgentes.

Acusado de indiferencia y de no reaccionar a tiempo a la escasez de leche para bebés, el gobierno de Joe Biden presentó el jueves algunas medidas, de alcance muy limitado, para combatir el problema.

La Casa Blanca planea ahora, entre otras cosas, aumentar las importaciones, mientras que Estados Unidos produce el 98% de la leche de fórmula que consume.

Según el proveedor de datos Datasembly, la tasa de desabastecimiento de fórmula de leche infantil alcanzó el 43% a finales de la semana pasada.

Causada por problemas en la cadena de suministro y la falta de empleados, la escasez se exacerbó cuando en febrero cerró una fábrica de la compañía Abbott en Michigan, tras el retiro del mercado de productos que se sospechaba que habían causado la muerte de dos bebés.

«La seguridad es primordial en este caso», afirmó Deese, quien recordó que la planta de Abbott había cerrado por motivos de seguridad.

«El día que ocurrió el retiro, la administración (de Joe Biden) envió una guía a todos los estados para actualizar sus regulaciones», agregó.

Finalmente aseguró que «todas las palancas del gobierno federal» fueron activadas para apoyar la cadena de suministro.

«En las últimas cuatro semanas hubo más producción de leche para bebés que en las cuatro semanas anteriores antes del retiro» de los productos de Abbott, señaló el asesor.





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.