Sáb. Jun 25th, 2022


Hace escasas fechas, las policías de España, Francia y Colombia, con apoyo de la DEA, desmantelaron la red criminal de un francés de origen argelino afincado en Dubái. Pensaba transportar 22 toneladas de azúcar impregnadas de cocaína hasta España, vía Le Havre.

La Dirección Antinarcóticos de Colombia detectó la droga en origen, y las autoridades controlaron el envío para dar con los receptores. Así fue. En Francia (Le Havre) cayeron los intermediarios, en España los químicos para la extracción de la sustancia ilícita, y en Dubái el cabecilla.

El resultado, la incautación de una cantidad de cocaína difícil de determinar reducida a pureza pero que, con total seguridad, alcanzaría al menos las dos toneladas.

Post Views: 25





Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.